Estás en:

Entorno

Tudela es la capital de la Ribera, al sur de Navarra, territorio de llanuras abiertas atravesadas por el río Ebro y sus afluentes el Mediavilla y el Queiles. Es en las orillas de estos cauces donde medran los sotos y se extienden vastas superficies de regadío. Es un paisaje generalmente árido donde apenas quedan vestigios de los bosques originarios de pino carrasco y en el que los sotos constituyen las formaciones vegetales características.

El clima de la comarca es continental, con oscilaciones de temperatura entre 6ºC en invierno y 23 ºC en verano, precipitaciones inferiores a 500 mm anuales y constante presencia del característico viento cierzo, frío y seco. Es de destacar también la fuerte luminosidad de la Ribera, que permite disfrutar de muchos días soleados a lo largo del año.

Los suelos arcillosos, las escasas precipitaciones y la acción del hombre determinan una vegetación de especies mediterráneas como el pino y las encinas, en el secano y otra propia de ribera caracterizada por chopos, álamos y abedules. En las zonas más secas como las laderas de los montes y en terrazas superiores se dan amplias zonas de matorral con romero, tomillo, lentisco, esparto, aulaga y regaliz, donde anida el conejo y la perdiz roja. La proliferación del cultivo del arroz en las llanuras aluviales junto al río ha ocasionado el aumento de la población de cigüeñas que anidan en nuestros tejados.

Bardenas Reales

Se trata de un territorio de 42.500 hectáreas, que posee la denominación de Parque Natural y Reserva Mundial de la Biosfera. Se divide en tres zonas:

Bardena blanca

Es la zona central formada por una gran depresión con distintos cerros. Por la pista que rodea el polígono de tiro, se accede a los cabezos más famosos: Castildetierra, La Pisquerra, La Ralla, El Rallón y Sanchicorrota, que son unos cerros áridos, que constituyen el paisaje semidesértico típico de Bardenas.
La ermita de Nuestra Señora del Yugo es un excelente mirador donde podemos observar una amplia panorámica de toda esta zona.

Más hacia el norte, se encuentra la reserva natural del Vedado de Eguaras, un circo de unas 500 hectáreas que conserva las ruinas del castillo de Peñaflor.

En su parte sur, se encuentra la reserva natural del Rincón del Bu, con el mirador llamado "Balcón de Pilatos", magnífico observatorio de aves rapaces.

El plano

Esta zona, que es la que se encuentra más al norte, constituye una gran meseta. En el lugar denominado "El Paso", aparece el monumento al Pastor, que es el inicio en Bardenas de la Cañada de los Roncaleses. También se encuentra en esta zona el embalse del Ferial, área recreativa con restaurante.

Bardena negra

Es la zona más meridional. Aquí aparecen los únicos bosques de pinares que hay en Bardenas. El área donde más vegetación aparece es la reserva natural de Caídas de la Negra, superficie que se divisa desde el mirador del Santuario de Sancho Abarca.

Mejana y miradores

Este itinerario discurre a lo largo de 30 kilómetros a ambas márgenes del río. Puede realizarse en coche, bicicleta o a caballo, no existiendo desniveles importantes. También existen cortos paseos a pie para observar algunos aspectos de interés.

Iniciamos el itinerario en el Cerro de Santa Bárbara, mirador sobre la ciudad de Tudela, el río, sus huertas y sotos. Tras bajar el cerro nos adentraremos en la Mejana, pequeña extensión de huertas microparceladas, trabajadas desde la época árabe y origen de nuestros estupendos productos típicos de la huerta tudelana (espárragos, alcachofas, cogollos de lechuga, borraja, pochas, etc) desde aquí nos situaremos a pie de la Presa de las Norias. Seguimos hacia el Soto de los Tetones, ocupado en la actualidad por extensos arrozales. Continuamos por el trazado de la cañada real "Pasada Principal del Ebro", hasta Castejón, pasando por sotos declarados espacios protegidos: La Remonta, El Aguadero, El Ramalete, Alto, El Aislado, Sardavilla, Vergara y Traslapuente.

Los ecosistemas aluviales o sotos, constituyen un habitat terrestre diverso y rico donde es posible apreciar una gran variedad de aves de la zona: Chochin, Ruiseñor, Garza imperial, Torcecuello, Milano negro, Tórtola, Martín pescador, Abejarruco, etc. Hay que destacar la presencia de peces como la Carpa, el Barbo y la Madrilla; anfibios y reptiles como la Rana verde, la Culebra viperina y el Galápago y de mamíferos como la Musaraña, el Topillo, la Gineta, el Zorro y el Jabalí.

Vía Verde del Tarazonica

A lo largo de 22 kilómetros recorre los municipios navarros de Tudela, Cascante, Tulebras y Barillas y los aragoneses de Malón, Novallas, Vierlas y Tarazona. Sigue el trazado del ferrocarril que prestó servicio desde 1885 hasta 1972 comunicando las localidades de Tudela y Tarazona a través del tramo inferior del valle del río Queiles. El paisaje está presidido por el Moncayo al sur, y lo dominante en todo el trayecto es el paisaje de cultivos de regadío con canales y acequias. El camino está dotado con seis áreas de descanso que son las antiguas estaciones de tren, cuenta con un singular monumento al "Escachamatas" realizado íntegramente con materiales provenientes del ferrocarril, cruza con el canal de Lodosa, pasa junto al Monasterio Cisterciense de Tulebras y Bodegas renombradas.

Lagunas y balsas

La Ribera Navarra es una zona que destaca por su multitud de zonas húmedas y embalses, la mayoría construídas por el hombre aprovechando las características naturales del terreno. En ellos se desarrollan ecosistemas típicos de medios acuáticos, instalándose en algunos de ellos especies muy raras o en peligro de extinción.

Por zonas húmedas se entiende aquellas que mantienen un nivel más o menos permanente de agua durante todo el año. El origen de las aguas es diverso, algunas se alimentan del río Alhama (Estanca, Estanquilla, La Nava, etc), otras del Queiles (Laguna de Lor), otras dell Canal de Lodosa, bien de forma artificial (Balsa del Cardete) o de forma artificial por el cierre del barranco que ocasiona el dique del canal (Valdelafuente, Carrizal de Latorre). Algunas zonas húmedas se alimentan de infiltraciones naturales y sobrantes de acequias de riego (carrizal de Arguedas). La Balsa de Dos Reinos es una balsa artificial con sobrantes de agua del Canal de Navarra.

La Laguna de Lor

Para llegar atravesaremos Cascante y salvando la NA-121, tomaremos el Camino de Pedriz (si vamos en bicicleta) o bien la comarcal NA-3020 si nos desplazamos en automóvil. Es una balsa utilizada para riego en la que siempre es posible contemplar numerosas aves acuáticas: destacan la focha común, el ánade silbón o el cormorán.

El mayor interés de la Laguna de Lor radica en las aves que se pueden observar en ella durante el otoño-invierno. Para las aves de paso la balsa constituye un punto de descanso a lo largo de su ruta, mientras que para las otras constituye su cuartel de invierno.

Existe un paseo de unos 3 kilómetros por una pista elevada, que va circundando la laguna de Lor y que recorre un paraje con algunos de los olivos más centenarios de Navarra.

La Balsa del Cardete

Tomamos la carretera comarcal NA-8640, en dirección Murchante. En esta balsa un dique retiene el agua aportada por el Canal de Lodosa, que es utilizado para el riego de la zona de "Huertas Mayores" de Tudela. Allí donde las aguas son menos profundas el carrizo extiende su denso cañaveral en el que se refugian el avetorillo, garcetas, garzas y ánades reales.

Es posible realizar un circuito de unos 6 kilómetros de longitud por terrenos de regadío que van rodeando la balsa.

La Balsa del Pulguer

Es una reserva natural próxima a Cintruénigo. En el siglo XVII se conoce ya la existencia del dique que represa el agua procedente de un canal construido en 1625 para conducir allí las aguas sobrantes del riego del río Alhama desde Fitero. Esta obra de ingeniería, todavía en uso, constituye un claro ejemplo de trasvase de aguas desde la cuenca del Alhama hasta la cuenca del Queiles. Se pueden observar en la balsa del Pulguer diferentes tipos de patos (ánade real, pato cuchara, pato colorado ,...), garzas, cigüeñas, y en el invierno, aves invernantes.

Existe un pequeño senderito de unos 2 kilómetros de longitud por el que se puede ir rodeando la balsa.

El Bocal

En el Bocal vemos el paisaje típico de soto de ribera. Es el lugar donde nace el Canal Imperial de Aragón, acequia de riego que proyectó Carlos V y que ejecutó el arquitecto Gil Morlanes, quien construyó la presa vieja y el llamado Palacio de Carlos V, edificio que sufrió importantes reformas en el siglo XIX. Se le llama a este conjunto "Bocal Real" ya que la palabra "bocal" significa presa o azud que se levanta en un río con el fin de desviar su caudal. Este palacio torreado de ladrillo, está rodeado de jardines, y allí podemos contemplar el roble centenario más antiguo de Navarra.

Una carretera conduce al otro extremo del meandro del río donde está la llamada Casa de las Compuertas y la presa nueva, mandada construir por Ramón Pignatelli en 1770, ya que la anterior presa había quedado obsoleta. También se modificó el trazado del canal, dándole mayor profundidad y anchura, con el fin de que fuera navegable hasta Zaragoza.

Además, entre el Palacio y el canal se construyó un poblado, que servía para albergar a los operarios encargados del mantenimiento, contando también con una posada para los viajeros que utilizaban el canal.

El río Ebro, al margen de ser un elemento clave del territorio municipal y de su estructura económica, constituye un corredor ecológico de primer orden que enlaza territorios geográficamente muy separados en un contexto supraregional. En sus vegas se desarrollan sotos naturales muy bien conservados, algunos de los cuales cuentan con figuras de protección: Reserva Natural del Soto Ramalete (RN-32), Reserva Natural del Soto de la Remonta (RN-33), Enclave Natural del Soto Murillo de las Limas (EN-10), Enclave Natural del Soto de Traslapuente (EN-11).

Tanto el río Ebro, sus sotos y los humedales acogen a una gran variedad de fauna (aves acuáticas) y flora. Dentro de la fauna existente en el término de Tudela, hay que destacar a las aves esteparias y su hábitat, de tal manera que en el año 1995 el Dpto. de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra realizó un estudio consistente en el inventario y categorización de áreas esteparias en Navarra, en el que se constató la presencia en el término de Tudela de "Zonas Importantes: aquellas de cuyo mantenimiento depende la supervivencia de alguna o algunas de las especies amenazadas en Navarra" y de "Zonas Relevantes: aquellas en las que se encuentra de forma destacable alguna especie amenazada de Navarra, pero de las que no depende su supervivencia".

Compartir:

Copyright © 2014 · Ayuntamiento de Tudela

Plaza Vieja Nº1, 31500 Tudela (Navarra) · Tel. 948 417 100 · Tel. 010 (desde Tudela)

Mapa web · Aviso legal · Accesibilidad · Contacto · Versión móvil

subir