Estás en:

Aprobado un Protocolo de prevención e intervención frente al acoso laboral para el Ayuntamiento y sus entidades

20-03-2017 | Información General

Protocolo acoso

El Ayuntamiento de Tudela y sus Entidades Dependientes se comprometen a realizar todas las acciones necesarias para evitar la realización de conductas de acoso en el ámbito de su organización, adoptando al respecto las medidas necesarias y oportunas. Una de estas medidas es el Protocolo de Prevención e Intervención que se aprobó el viernes por la Junta de Gobierno que se considera necesario para prevenir y evitar de forma eficaz y ordenada este tipo de conductas

En su preámbulo el Protocolo define su naturaleza preventiva y “el caso de que se verifique que la conducta de acoso puede haberse producido de forma efectiva, el procedimiento ha de finalizar en este punto para dar paso a un procedimiento de tipo disciplinario dirigido contra la persona o personas que han cometido esa conducta, que ofrezca todas las garantías legales que son propias de esta clase de procedimientos”

Fases

Este protocolo se articula en distintas fases:

Una fase preliminar en la que diversas personas e instancias pueden solicitar su puesta en marcha; el posible arreglo informal de las situaciones que se han puesto de manifiesto; y la decisión de la puesta en marcha del procedimiento por una instancia u órgano colegiado que se considera neutral, que se denomina “Comisión de Evaluación”. Esta Comisión estará constituida de manera permanente por cinco personas que formen parte del Comité de Seguridad y Salud: Presidenta (que realizará las funciones propias de la Presidencia de la Comisión de Evaluación), dos miembros de la parte designada por el Ayuntamiento (personal técnico municipal) y dos delegadas/os de Prevención y un/a técnico/a del Servicio de Prevención Ajeno (preferentemente especialista en Riesgos Psicosociales)”.

Se articula después una fase inicial y potestativa de mediación, cuya finalidad es solucionar los conflictos de una manera rápida y eficaz para que los mismos no se agraven.

Y se regula también otra fase denominada de resolución, que permitirá adoptar, tras una investigación exhaustiva, las medidas necesarias para poner fin a las conductas de violencia y proteger la salud y los derechos de las personas trabajadoras.

Tipos de acoso, garantías, procedimiento y formación

Además de mencionar la normativa aplicable , el Protocolo tipifica y define los tipos de acoso laboral ( riesgos psicosociales; acoso Sexual; acoso moral; acoso psicológico en el trabajo; denuncia falsa ) y establece las condiciones de la/s persona/as designada/as como elemento de referencia y/o contacto para la víctima, además de para detectar cualquier situación de riesgo psicosocial.

Las garantías del procedimiento a seguir, para las personas que en él intervienen, se basan en el deber de sigilo y los derechos a la intimidad, protección a la salud y protección frente a las represalias, de manera que nada ni nadie “ pueda disuadirlos de declarar sobre los hechos y circunstancias que han presenciado”.

Por último el protocolo establece un plan de medidas para su puesta en marcha. La primera de ellas contempla su revisión por distintos motivos (avances de los conocimientos técnicos y legislativos en la materia y de la propia praxis en la aplicación del mismo o a propuesta de empresa y trabajadores).

Se procederá a realizar acciones de información y divulgación para el personal, se propondrá un plan de formación específica para las personas que vayan a formar parte de la Comisión de Evaluación de Acoso y se acordará en un plazo de un año un Reglamento de actuación de la Comisión de Evaluación, así como se podrán elaborar otros documentos que se consideren de interés (Código de Conducta, Buenas Prácticas, etc.).

Recordemos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado la importancia de las condiciones de trabajo sobre la salud y, en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL), se obliga al empresario a tomar medidas para proteger la salud de trabajadores/as y se recoge el principio de adaptar el trabajo a la persona en aquello que respecta a la concepción de los lugares de trabajo y de planificar la prevención buscando un conjunto coherente que integre la técnica, la organización del trabajo, las condiciones de trabajo y las relaciones sociales (art.15.1). La OMS define en su sentido más amplio y social la salud como “Estado de bienestar físico, mental y social completo y no meramente ausencia de daño o enfermedad”.

volver

Compartir:

Copyright © 2017 · Ayuntamiento de Tudela

Plaza Vieja Nº1, 31500 Tudela (Navarra) · Tel. 948 417 100 · Tel. 010 (desde Tudela)

Mapa web · Aviso legal · Accesibilidad · Contacto · Versión móvil

subir